El virus de lxs policías de balcón

El confinamiento que nos están obligando a cumplir responde a unas razones económicas y productivas, no nace de la preocupación por nuestra salud. Los medios de comunicación repiten el discurso del gobierno, según el cual tenemos que seguir trabajando sin valorar si el trabajo que hacemos es o no necesario para la sociedad. Estas normas ambiguas dan legitimidad a la policía para decidir con su criterio quién las cumple y quiénes no, dividiéndonos entre las buenas ciudadanas y las delincuentes. Queremos romper con este esquema mental invitándoos a hacer unas reflexiones.